Reforma del régimen sancionador en materia de tráfico

El Pleno del Congreso de los Diputados ha aprobado la reforma del régimen sancionador en materia de tráfico, que busca mejorar  facilitar el sistema actual de notificaciones existente. Nuevas cuantías para las multas, pagos de sanciones en el acto con tarjeta de crédito o revisión a la baja de la pérdida de puntos son alguno de los puntos de esta reforma.

La reforma destaca, entre otros aspecos, por incluir cambios en las cuantias de las multas, de los puntos que se retirarán con determinadas sanciones y sobre todo en las notificaciones. En primer lugar, con esta reforma los infractores únicamente recibirán una sola notifiación, en lugar de las tres que se reciben actualmente.

En el caso de las nuevas cuantías de las multas de tráfico, a grandes rasgos se puede dicir que las sanciones se dividen en tres grupos; leves, graves y muy graves. Por un lado las impuestas a infracciones leves tendrán una multa de 100 euros, las graves una de 200 euros y las muy graves serán multadas con 500 euros, con la posibilidad en esta última categoría de incrementarse esta cuantía hasta un 30 por ciento más, dependiendo del peligro potencial de la infracción.

En cuanto a las sanciones por exceso de velicidad, se sancionará en relación al número de kilómetros por hora que el infractor rebase la velocidad permitida En lo que se refiere a la pérdida de puntos, no se perderán puntos por exceder la velocidad en las autopistas de acceso a las ciudades, limitadas en muchos casos a 80 kilómetros por hora, siempre y cuando el infractor no supere los 130 kilómetros por hora.

Tampoco se retrirarán puntos por parar o estacionar en el carril bus, así como que la grúa no podrá proceder a retirara un vehículo estacionado en zona azul sin su correspondiente ticket, pero si pordrá ser multado. El caso es diferente para los vehículos estacionados en zonas reservadas a discapacitados, ya que será considerado como una falta grave y la grúa podrá retirar dicho vehículo.

Por otro lado se condiera falta grave programar el navegador mientras se conduce, con multas de hasta 200 euros. Las multas de podrán pagar en el acto de la infracción a través de tarjeta de tráfico y todo lo recaudado se destinará a medidas y políticas de seguridad vial. Otra cuestión importante es la que hace referencia a la documentación del vehículo. No será necesario llevar toda la documentación en el vehículo ya que la Administración podrá comprobar que el vehículo cuenta con todos los permisos. Unicamente los vehículos que hayan pagado el seguro obligatorio, podrán pasar la ITV.

 

 

 

24 de Junio de 2009 Castilla y leon Volver